Galeras nilidias, capítulo segundo: El hogar de los piratas

El dios emperador Danaga regresa a su hogar, escoltado por los viejos marinos junto a los que fue traicionado por su propio hijo y encarcelado en una prisión otomana. A su lado estarán los brazos más fuertes de todo el Mediterráneo y una mujer más peligrosa que un felino del corazón de África. Por desgracia, lo que se encontrarán en casa no va a gustarles nada.